LA MIRADA INTERIOR

5- LAS COMUNICACIONES ESPIRITUALES,...QUE SON?...SU FUNDADOR

LAS COMUNICACIONES ESPIRITUALES,......QUE SON?.......SU FUNDADOR


ESCUCHAR TEMA EN VIVO Y DESCARGALO EN TU PC

Intro: Las personas que solo tienen del espiritismo un conocimiento superficial, se ven naturalmente impulsadas a hacer ciertas preguntas, cuya solución hallarían con un estudio profundo, pero les falta valor o sienten miedo de entregarse a este tipo de observaciones

Pablo: ¿Quién fue el fundador o el precursor sobre éste tipo de comunicaciones y que más tarde las recopilara y divulgara?

Jaime: Aquel hombre nació en Francia, en una ciudad llamada Lyón, prudente filósofo, lleno de clarividencia y profundidad, un trabajador obstinado cuya labor sacó de quicio el monumento religioso del viejo mundo y descubrió los nuevos cimientos que deben servir de base a nuestra sociedad caduca, empujándola hacia un ideal más sano y más elevado, hacia un progreso intelectual y moral indiscutible.

Nació en Lyón el 3 de Octubre de 1904, de una familia lionesa nombrada Rivail, aquel que más tarde debería ilustrar el seudónimo de Allan Kardec, y conquistar con tanto derecho nuestra profunda simpatía.

Pablo: ¿Cómo podemos documentar todo esto para aquellos que no saben nada respecto al tema?

Jaime: Según consta en el acta de nacimiento de Denizard, y dice así, Hipólito-León Rivail, nació ayer tarde a las 7hs., hijo de Juan Bautista Antonio Rivail, magistrado y de Juana Duhamel, su esposa, residentes en Lyón, calle Sala Nº 76, cuyos testigos mayores son Ciríaco Federico Dittmar, director del establecimiento de aguas minerales de la calle Sala, y Juan Francisco Targe, vecino de la misma calle, a requerimiento del médico Pedro Radamel, calle de Santo Domingo, número 78, hecha la lectura, firman los testigos y el alcalde de la división del Mediodía de Francia.

Pablo: Bueno Jaime, ya hemos dado para todos aquellos que querían saber quién fue el fundador, los datos suficientes de ese gran personaje, llamado Allan Kardec, ahora sigamos con el tema que nos ocupa, las comunicaciones con los espíritus

Jaime: A todo esto, y ya que hablamos de Allan Kardec, te quiero hacer un comentario respecto a una persona muy escéptica así como podemos llegar a serlo muchos de nosotros también, lo entrevistó en cierta ocasión y le dijo: mire yo no soy partidario ni enemigo del espiritismo, pero mueve el más alto grado de mi  interés, en el círculo de mis amigos cuento con partidarios y enemigos del espiritismo y he oído argumentos muy contradictorios y quiero comentarle a Ud. Algunas objeciones que se hicieron en mi presencia y pienso que tienen cierto valor, al menos para mí que confieso mi ignorancia. El espiritismo tiende evidentemente a resucitar las creencias fundadas en lo maravillosos y lo sobrenatural, lo que me parece difícil en nuestro siglo positivista, porque equivale a defender las supersticiones y los errores populares que la razón rechaza la razón

Pablo: Y ¿qué le contesto Allan Kardec a ésta persona?

Jaime: Las ideas son supersticiosas porque son falsas, pero dejan de serlo desde el momento en que se las reconoce como exactas, la cuestión está en saber si hay o no manifestaciones de espíritus, y Ud. no puede calificarlas de supersticiosas hasta que haya probado que no existen. Ud. juzga a priori según su razón, nosotros no juzgamos sino después de haber visto y observado por mucho tiempo. Lo sobrenatural es lo que está fuera de las leyes de la naturaleza, el positivismo nada admite fuera de éstas, pero ¿las conoce todas?, en todos los tiempos los fenómenos cuya causa era desconocida han sido reputados como sobrenaturales, cada ley descubierta por la ciencia a alejado los límites de aquel, pero el espiritismo viene a revelar una ley según la cual la conversación con el espíritu de un muerto, reposa en una ley tan natural como la que la electricidad, permite establecer entre dos individuos distantes a quinientas leguas el uno del otro

Pablo: Mirá pienso que lo que engendra la duda en el pensamiento de muchas personas sobre la posibilidad de las comunicaciones de ultratumba, es la idea falsa que se forman del estado del alma después de la muerte

Jaime: Sí, pienso que generalmente se la supone  como un soplo, a manera de humo, como algo vago, apenas apreciable al pensamiento que se evapora y se va, no se sabe a donde, pero tan lejos, que cuesta trabajo comprender que la misma pueda volver en algún momento a la tierra, pero si por el contrarios la consideramos como a un cuerpo fluídico, semimaterial con el que forman un ser concreto, individual, nada tiene de incompatible con la razón, sus relaciones con los vivos. Viviendo el mundo visible en medio del invisible, con el cual está en constante contacto, resulta que uno reacciona constantemente sobre el otro, como también que desde que hay hombres hay espíritus, y que si éstos tiene poder de manifestarse han debido hacerlo en todas las épocas y en todos los pueblos.

Pablo: Sin embargo, en éstos últimos tiempos las manifestaciones de los espíritus han adquirido un gran desenvolvimiento y un carácter de evidente autenticidad, porque entraba en las miras de la Providencia, el hecho de concluir con la plaga, digámoslo así de la incredulidad y del materialismo por medio de pruebas evidentes, permitiendo a los que han dejado la tierra, que viniesen a dar testimonio de su existencia y a revelarnos su situación feliz o desgraciada

Jaime: Te comento Pablo que las relaciones entre el mundo visible y el invisible, pueden ser ocultas o manifiestas, espontáneas o provocadas,

Los espíritus obran sobre los hombres de una manera oculta, por los pensamientos que les sugieren y por ciertas influencias, y de una manera manifiesta por afectos apreciables a los sentidos, por ejemplo las manifestaciones impensadamente y de improviso, se producen frecuentemente en las personas más extrañas a todo este tipo de ideas, y que por la misma razón no pudiendo explicarlas ni entenderlas, las atribuyen a causas sobrenaturales, a diferencia de las que son provocadas y tienen lugar por la mediación de ciertas personas dotadas  a ese efecto, o sea de facultades especiales y que se designan con el nombre de Mediums

Pablo:
Tengo entendido que los espíritus pueden manifestarse de muy diferentes maneras, ya sea por la vista, por la audición, por el tacto, por ruídos, por el movimiento de los cuerpos, por la escritura, por el dibujo, por la música, ¿es cierto eso?

Jaime: Sí por ejemplo los espíritus se manifiestan a veces espontáneamente por ruidos y dando golpes, pues para ellos éstos son a menudo, medios  de atestiguar su presencia y llamar la atención, absolutamente como lo hace una persona para avisarnos de su llegada, pero hay espíritus que no se limitan a ruidos moderados, sino que llegan a producir un estrepitoso ruido como el de una vajilla cuando se rompe, al de las puertas que se cierran o golpean, o al de los muebles que volteamos, hay algunos que causan hasta una perturbación real y verdaderos descalabros

Pablo: ¿Por qué el común de la gente, o yo por ejemplo, no los podamos ver nunca?

Jaime: Aunque invisible para nosotros en estado normal, el periespíritu no es una materia etérea. El espíritu en ciertos casos puede hacerle experimentar una especie de modificación molecular que lo hace visible y hasta tangible, o se a que podríamos palparlo, y es así como se producen de ésta forma las apariciones. Este fenómeno no es más extraordinario que el del vapor que es invisible cuando está muy rarificado, y que se hace visible cuando está muy condensado. Te digo que los espíritus que se hacen visibles, se presentan casi siempre con la apariencia que tenían cuando estaban vivos y así de ese modo puedan ser reconocidos

Pablo: Te digo que la visión permanente y general de los espíritus es muy rara, pero las apariciones aisladas son bastante frecuentes sobre todo en el momento de la muerte ¿no es cierto?

Jaime: Parece ser que el espíritu libre se dá prisa en volver a a ver a sus parientes y amigos, como para advertirles que acaba de dejar la tierra y decirles que sigue vivo, que es inmortal, sino cada uno de nosotros hagamos memoria y veremos cuantos hechos auténticos de ese género que no sabíamos explicarnos han tenido lugar, por ejemplo durante la noche en el sueño, así como también en pleno día y en completo estado de vigilia, en otros tiempos, se miraban a estos hechos como sobrenaturales y maravillosos y se los atribuía a la magia y a la brujería, pero hoy en día la gente que los desconoce los atribuyen a la imaginación, pero desde que la ciencia espiritista ha dado la clave de los mismos, sabemos cómo se producen y que no salen del orden de los fenómenos naturales

Pablo: Para los que no saben, y me incluyo entre ellos, como es que el espíritu maneja al cuerpo material, o sea explicanos ¿de qué forma lo hace?

Jaime: Te explico que para que el espíritu maneje al cuerpo físico se vale de lo que se llama periespíritu, o sea te digo por ahora que el mismo es un envoltorio que actúa de nexo entre el espíritu y el cuerpo físico y también con la ayuda del mismo fluido, así es como se manifiesta obrando sobre la materia inerte, produce los ruidos, los movimientos de las mesas y de otros objetos que levanta, derriba o transporta, y te comento que nada tiene de sorprendente éste fenómeno si consideramos que entre nosotros los motores más poderosos se encuentran en los fluidos más rarificados y hasta imponderables como el aire, el vapor y la electricidad. Igualmente con la ayuda de su periespíritu, el espíritu hace escribir, hablar o dibujar a los Mediums

Pablo: O sea que querés decir que al no tener un cuerpo físico como nosotros, ¿se valen del cuerpo físico del Médium?

Jaime: Así es como de ese modo, pueden mover mesas, sillas, dar golpes, escribir, formando palabras, etc. pero en esos casos les da una vitalidad momentánea por el fluido con que las penetra, pero no se identifica con ellas, pero es necesario aclarar que cuando tiene lugar este tipo de comunicaciones hay que representarse al espíritu no dentro de la mesa, sino al lado tal como era cuando vivía, y tal como se lo vería si en aquel momento pudiera hacerse visible, lo mismo sucede con las comunicaciones por medio de la escritura, se lo vería al espíritu al lado del Médium, dirigiéndole la mano, o transmitiéndole el pensamiento con una corriente fluídica

Pablo: Y en el caso que creo nos preocupa a todos, como sucede cuando por ejemplo las mesas quedan suspendidas en el aire como si se amacaran, ¿quién o como se las sostiene?

Jaime: Bueno te digo que no la levanta el espíritu a fuerza de brazos, sino que la envuelve en una especie de atmósfera fluídica que neutraliza el efecto de gravitación, como si fuera el aire en los globos o barriletes. El fluido en que se halla penetrada le da momentáneamente a la mesa mayor ligereza específica, al revés de cómo cuando se encuentra clavada en el suelo, se encuentra en un caso análogo al de la campana neumática como vemos en física después de que se le produce el vacíó, bueno estas son comparaciones para demostrar la analogía de los efectos, pero no la similitud absoluta de las cosas, así también como cuando la mesa persigue a alguien, no es el espíritu quien corre, pues puede permanecer sin moverse en el mismo lugar, sino que la impulsa por medio de una corriente fluídica con cuyo auxilio la hace mover a su antojo

Pablo: Otra pregunta que quiero hacerte por mi y por el resto de la gente, las comunicaciones que se reciben de los espíritus, ¿son buenas, malas, son exactas o falsas?, porque esa es la duda que tengo, ¿siempre te dicen la verdad?

Jaime: Es lógico que se tenga esa duda, pero te digo que las respuestas, tal cual como me lo preguntas pueden ser buenas, malas, verdaderas o falsas, todo depende de la naturaleza del espíritu que se manifiesta, por ejemplo los que demuestran cordura y saber, por supuesto son espíritus adelantados que han progresado, en cambio los que demuestran ignorancia y malas cualidades, son espíritus atrasados aún, pero que progresarán con el tiempo. Los espíritus no pueden responder más que acerca de lo que saben, y según su adelanto, y además solamente con respecto a lo que les es permitido, pues hay cosas que no nos pueden revelar, porque a los hombres no es dado conocerlo todo

Pablo: Quiere decir que si yo o cualquiera pudiésemos comunicamos con un espíritu, ¿con eso no bastaría para poder tener una respuesta exacta a lo que le preguntamos?

Jaime: No porque sobre muchas cosas, solo podrían darte su opinión personal, que puede ser exacta o no, o sea como lo haría un vivo, pero si es prudente te confesará su ignorancia de que sabe, pero si es ligero o mentiroso, te contestará de todo sin cuidarse de la verdad, también si es orgulloso te dirá que es la verdad absoluta, por eso dice San Juan Evangelista No creáis a todo espíritu, sino probad si los espíritus son de Dios, o sea que la experiencia prueba la sabiduría de éste consejo, sería por parte nuestra una imprudencia y ligereza si aceptáramos sin ningún tipo de comprobación todo lo que viene de los espíritus, por eso es esencial que tengamos pleno conocimiento sobre el espíritu con el cual nos vamos a comunicar

Pablo: Pero pregunto así a título informativo para todos aquellos que intentan comunicarse o tener contacto con ellos, por ejemplo como vos decís de una manera muy ligera, o sea a través del juego de la copa, o tal vez con una tabla Uoija, sobre todo para los jóvenes que son los que más lo toman como un entretenimiento, ¿que respuestas pueden esperarse de todo eso?

Jaime: En principio te comento a vos y todos esos jóvenes, que la calidad de los espíritus, en principio se conoce por su lenguaje, y paso a explicarte, el de los verdaderamente buenos y superiores, o sea elevados es siempre digno, noble, lógico y de la más pura moral, sus respuestas son concisas y no tienen palabras inútiles, pero en cambio en los espíritus inferiores, o sea no elevados, o sea ignorantes y orgullosos, lo vacío de sus respuestas, está casi siempre compensado por la abundancia de palabras. Todo pensamiento evidentemente falso, toda máxima contraria a la san moral, todo consejo ridículo, toda expresión grosera, trivial o simplemente frívola, o toda señal de malevolencia, de presunción o de arrogancia, son signos incontestables que demuestran la inferioridad del espíritu, ¿te quedo claro?

Pablo: Quiere decir que la cosa no es para cualquiera, y que con todo este tipo experimentos, que quizás para nosotros los jóvenes resulte un modo de curiosidad y entretenimiento, ojo, podemos llevarnos una gran sorpresa y puede ser peligroso

Jaime: Sí, y sobre todo para aquellos con falta de experiencia en éste tipo de cosas. Te explico, los espíritus inferiores, o sea no elevados que son los que se prestan a éste tipo de experimentos, son más o menos ignorantes o de moral muy limitada, a menudo no tienen más que una idea falsa e incompleta de las cosas, por otra parte te digo, todavía están atrapados bajo los prejuicios terrestres, que son los que toman por verdades, y por eso son incapaces de resolver ciertas cuestiones, o sea pueden inducirnos a error ya sea voluntaria o involuntariamente sobre lo que ellos mismos no comprenden, ojo no por esos son esencialmente malos todos los espíritus, los hay que son ignorantes y ligeros, otros son chistosos y que saben emplear las chanzas delicadas y el juego de palabras, o sea al lado de éstos se encuentra en el mundo de los espíritus como aquí en la tierra, todas las clases de perversidad y como así también todos los grados de superioridad intelectual y moral

Pablo: Bueno Jaime creo que con esto, lo que sí me quedo claro, es que no debemos jugar con este tipo de cosas y menos si no estamos preparados moral y espiritualmente para ello, podemos llevarnos un buen dolor de cabeza y quizás también un buen susto, o si lo intentamos que sea al lado de una persona experimentada

Jaime: Sí, y para cerrar el programa, te digo para vos y los jóvenes que los espíritus superiores o elevados solo acceden a comunicaciones superiores e inteligentes, ojo y solo con el objeto de instruirnos, pero por lo general las manifestaciones físicas, puramente materiales, son en especial las atribuciones de los espíritus inferiores vulgarmente designado con el nombre de Espíritus golpeadores, así como entre nosotros los ejercicios de fuerza corren a cargo de los saltimbanquis y no de los sabios