LA MIRADA INTERIOR

4- LOS ESPIRITUS REALMENTE EXISTEN?...QUIENES SON?

LOS ESPIRITUS..... REALMENTE EXISTEN?... QUIENES SON?


ESCUCHAR TEMA EN VIVO Y DESCARGALO EN TU PC

Intro: Hoy te hablaremos sobre el Espiritismo que es a la vez una ciencia de observación y una doctrina filosófica, como ciencia práctica, consiste en las relaciones que pueden establecerse entre los Espíritus, como doctrina filosófica, comprende todas las consecuencias morales que se desprenden de semejantes relaciones, o sea que podríamos definirlo de la siguiente manera:

El Espiritismo es la ciencia que trata de la naturaleza y destino de los espíritus y de sus relaciones con el mundo corporal.

Pablo: Contanos cómo y cuando empezaron a descubrirse las primeras manifestaciones de los espíritus con los vivos?

Jaime: Mira Pablo las manifestaciones de los espíritus con los vivos datan, yo diría desde toda la vida, pero lo que pasa es que el ser humano por ser algo que no ve, o supone que no existen, nunca decidió prestarle mayormente la debida atención, ya sea como siempre por miedo a lo desconocido, pero te diré que en la época de los Romanos, ya Platón hacía referencia a los mismos

Pablo: Pero en algún momento empezaron a tomar auge e interés todo este tipo de contactos y comunicaciones, ¿cómo empezaron a tomar forma todo este tipo de investigaciones?

Jaime: Te comento, allá por el año 1848, llamaron la atención en Estados Unidos de América, diversos fenómenos extraños que consistían en ruidos, golpes y movimiento de objetos sin causa conocida, estos fenómenos con frecuencia tenían lugar espontáneamente con una intensidad y persistencia singulares, pero se notó también que se producían más particularmente bajo la influencia de ciertas personas que más tarde se designaron con el nombre de Médiums quienes podían hasta cierto punto, provocarlos a su voluntad, lo que permitió repetir los experimentos.

Pablo: Y ¿cómo se establecieron a partir de ahí en más y con la ayuda de éste tipo de personas las comunicaciones con los espíritus?

Jaime: Con preferencia para éstas primeras comunicaciones se servía de mesas, sobre todo redondas, pero no porque éste objeto fuese más a propósito que otros, sino porque es movible, más cómodo y porque podemos más fácil y naturalmente sentarnos junto a una mesa que junto a cualquier otro mueble. Se obtuvieron de éste modo las primeras comunicaciones a través de la rotación de la misma, después con movimientos en todas direcciones, saltos, caídas, elevaciones, golpes violentos etc. Estos fenómenos fueron designados en un principio con el nombre de mesas giratorias o danza de las mesas.

Pablo: Bueno pero alguien dijo que dicho fenómeno podía explicarse perfectamente por una corriente eléctrica o magnética, o por la acción de un fluido desconocido, y evidentemente ésta fue una de las primeras opiniones que se formaron al respecto.

Jaime: Sí, pero no tardaron en reconocer en éstos fenómenos efectos inteligentes, de manera que los movimientos obedecían a la voluntad, la mesa se dirigía a la derecha o a la izquierda de una persona determinada, se levantaba cuando se le mandaba, sobre una o dos patas, daba los golpes que se le pedían, marcaba el compás etc.

Quedó probado desde entonces, con evidencia, que la causa no era puramente física, y que según la ley universal, de que todo efecto obedece a una causa, también todo efecto inteligente debe tener una causa inteligente, de ahí se dedujo que la causa de ése fenómeno debía ser una inteligencia

Pablo: Ahora te pregunto, ¿cuál era la naturaleza de esa inteligencia, pues según tengo entendido, podía ser un reflejo de la inteligencia del Médium o de sus asistentes?

Jaime: Mira Pablo, la experiencia demostró muy pronto la imposibilidad de que fuese así, porque se obtuvieron cosas completamente ajenas al pensamiento y conocimiento de las personas presentes, y hasta en contradicción con sus ideas, su voluntad y sus deseos, no podían proceder sino de un ser invisible. La forma de cerciorarse de ello era muy sencilla, se trató de entrar en una conversación con aquel ser, lo que se hizo por medio de un convenido número de golpes que significaban un sí o un no, o designaban las letras del alfabeto, y se obtuvieron de ese modo respuestas a las diferentes preguntas que se le hacían.

Pablo: Quiere decir que de ese modo ese experimento se designó con el nombre de mesas parlantes. Y contanos ¿cómo se declaraban ese tipo de inteligencias con las cuales se contactaban estos Mediums?

Jaime: Pues decían que eran Espíritus y que pertenecían al mundo invisible. Por supuesto después de haberse producido los mismos efectos en un gran número de localidades, por medio de diferentes personas y siendo observados además por hombres muy respetados y muy ilustres, no era probable que fuesen productos de una ilusión. Este fenómeno desde América pasó a Francia y al resto de Europa, y durante algunos años las mesas giratorias o parlantes estuvieron de moda llegando a ser la diversión de los salones, pero más adelante éstos fenómenos fueron presentando nuevos aspectos.

Pablo: Tengo entendido que las comunicaciones por golpes eran lentas e incompletas y que más adelante los Mediums adoptaron para sus comunicaciones un lápiz adaptado a un objeto movible como ser una canastita, tablita u otra cosa sobre la cual se apoyaban los dedos, logrando así trazar caracteres.

Jaime: Sí Pablo pero aún así, más tarde se reconoció que aún así estos objetos no eran más que accesorios de los cuales se podría prescindir, o sea que la experiencia demostró que el Espíritu, obrando sobre el cuerpo del Médium, o sea manejándolo como un cuerpo inerte podía  ser dirigido a su voluntad, o sea que podía tener acción del mismo modo sobre el brazo o la mano para conducir el lápiz. Entonces se obtuvieron los conocidos como Mediums Escribientes, es decir personas que escribían de una manera involuntaria a impulso de los Espíritus y que venían a ser de ese modo instrumentos e intérpretes de Ellos.

Pablo: Quiere decir que a partir de ese momento ya ese tipo de comunicaciones no tuvieron más límites, y el intercambio de pensamientos entre los vivos y los Espíritus ¿pudo hacerse con tanta rapidez y extensión como si fuese entre vivos?

Jaime: Es cierto y te digo que a partir de ese momento, paso a ser un vasto campo abierto a la explotación y el descubrimiento de un nuevo mundo, o sea el mundo de lo invisible, así como el microscopio había hecho posible también descubrir el mundo de los infinitamente pequeños. Se preguntaban también... ¿que Espíritus son estos?, que destino tienen en el universo?, ¿con que fin se comunican con los mortales?, Esas fueron las primeras preguntas que se trató de resolver, bueno pero supo por ellos mismos no son seres excepcionales en la creación sino que son las mismas almas de aquellos que han vivido en la tierra, o en otros mundos, que éstas almas después de haberse despojado de la envoltura corporal, pueblan y recorren el espacio.

Pablo: Yo pregunto, ¿nadie ponía en duda todo esto?, en algún momento ¿alguien se pudo comunicar con parientes o amigos fallecidos?, ya que con esto no quedarían dudas sobre éste tipo de comunicaciones.

Jaime: No, te comento que justamente a partir de cuando entre esas comunicaciones se reconocieron a parientes y amigos fallecidos con los cuales se pudieron entablar conversaciones, con eso se dio pruebas de su existencia, y demostrar así que solo el cuerpo físico muere, y que el alma o espíritu vive siempre, y cuando hicieron comprender que están aquí a nuestro lado como durante toda su vida, viéndonos, observándonos, rodeando a aquellos a quienes han amado y cuyo recuerdo es para ellos una dulce satisfacción.

Pablo: ¿Existe alguna otra forma de manifestación de los espíritus hacia los vivos además de las que me comentaste?

Jaime: Sí te comento que pueden manifestarse de muchas maneras, por ejemplo por la visión, por la audición, ciertas personas llamadas Mediums Auditivos, tienen la facultad de oírles, y pueden así conversar con ellos, otras los ven, éstos son Mediums Videntes, los espíritus que se manifiestan a la vista, se muestran generalmente de una forma similar a la que tenían durante su vida, pero vaporosa, otras veces ésta forma tiene la total apariencia de un ser viviente hasta producir completa ilusión y de que a veces, se les haya tomado por personas de carne y hueso, con los cuales se ha podido hablar y cambiar apretones de manos, sin conocer que se trataban de espíritus más que por su pronta desaparición instantánea.

Pablo: Supongo que con lo que me comentas, ¿no significa que se muestren en cuerpo entero a toda hora y delante de cualquiera?

Jaime: Te comento que la vista general y permanente de los espíritus es muy rara, pero las apariciones en forma individual son muy frecuentes, sobre todo en el momento de la muerte. El espíritu desprendido del cuerpo parece que se da prisa en ir a ver a sus parientes y amigos como para decirles que acaba de dejar la tierra y decirles que aún vive. Por ejemplo evoquen cada uno de ustedes sus recuerdos y verán cuantos hechos auténticos de ésta naturaleza, de los cuales no se han hecho caso, han tenido lugar, no solo por la  noche durante el sueño, sino en pleno día y en el estado más completo de vigilia.

Pablo: Te comento que éstas cosas en otros tiempos se miraban como sobrenaturales y maravillosos y se atribuían a la magia y a la brujería, hoy los incrédulos los achacan a la imaginación, pero desde que la ciencia espiritualista ha dado la clave de ellos, se sabe como se producen y que no salen del orden de los fenómenos naturales.

Jaime:  Sí Pablo, el espiritismo, no es un descubrimiento moderno, los hechos y principios en que descansa, se pierden en la oscuridad de los tiempos, porque encontramos sus huellas en las creencias de los pueblos y religiones, tal cual lo vimos en el programa anterior, también lo vemos en la mayor parte de los escritos sagrados y profanos, lo que pasa que todos éstos hechos mal observados, han sido interpretados de manera errónea y supersticiosa por la ignorancia, sin haber deducido de ello todas las consecuencias. O sea que el espiritismo está fundado en la existencia de los espíritus, pero como que son las almas de los humanos, desde que hay humanos, hay espíritus.

Pablo: ¿Quiere decir que el Espiritismo no los descubrió ni los inventó, o sea que si las almas o espíritus se manifiestan a los vivos, es porque eso es natural y por supuesto han debido de hacerlo en todas las épocas?.

Jaime: Así es porque en todas las épocas y en todas partes se hallan pruebas de sus manifestaciones, las cuales abundan mayormente en los relatos bíblicos. Los antiguos conocían el principio, los modernos conocen los detalles, por ejemplo en la antigüedad el estudio de éstos fenómenos eran privilegio de ciertas clases que no los revelaban más que a los iniciados en sus misterios, en la Edad Media, aquellos que se ocupaban de ellos, ostensiblemente eran mirados como hechiceros y se los quemaba, pero hoy no hay misterios para nadie, a nadie se lo quema, todo se hace a la luz del día, y todo el mundo está dispuesto a ilustrarse y participar, porque en todas partes se encuentran Mediums y cada uno puede serlo más o menos.

Pablo: O sea que lo que nos comentan los espíritus, no tiene nada de nuevo, pues encontramos fragmentos de esa doctrina en la mayor parte de los filósofos de la India, Egipto y Grecia y se completa en la enseñanza de Cristo, entonces pregunto: ¿a qué viene entonces el Espiritismo?

Jaime: Bueno viene a confirmar con nuevos testimonios, a demostrar con hechos, verdades desconocidas o mal comprendidas y también a restablecer en su verdadero sentido todas aquellas cosas que han sido mal interpretadas o voluntariamente alteradas. Cierto el Espiritismo no enseña nada nuevo pero te parece poco Pablo por ejemplo comprobar de una manera patente e irrefutable la existencia del alma, la supervivencia al cuerpo, su individualidad después de la muerte, su inmortalidad, las penas y las recompensas futuras?

Pablo:
Yo pregunto por ejemplo, los Espíritus, ¿son una creación especial o distinta a la de las almas de los seres humanos?

Jaime: No pablo para nada son distintos, los Espíritus son las almas de los seres que han vivido en la tierra o en otros mundos, pero están despojados de su envoltura corporal o carnal, por ejemplo el que admite la existencia del alma superviviente al cuerpo, también admite por lo mismo la de los Espíritus, negar a los Espíritus sería como negar el alma. Vulgarmente nos formamos una falsa idea de los Espíritus, no son como creen algunos seres vagos e indefinidos, ni tampoco llamas como la de los fuegos fatuos, ni fantasmas como los de los cuentos de aparecidos, son ni más ni menos que seres semejantes a nosotros que, como nosotros, tiene un cuerpo pero fluídico e invisible en su estado normal

Pablo: ¿Es cierto que mientras el alma o Espíritu, está unida al cuerpo durante su vida terrena tiene una doble envoltura, pesada, grosera y destructible que es el cuerpo y la otra fluídica, ligera e indestructible que es el periespíritu?

Jaime: Mira Pablo te explico, en el hombre hay tres cosas esenciales, primero el Alma o el Espíritu, que es el principio inteligente en el que residen el pensamiento, la voluntad y el sentido moral, segundo, el cuerpo, envoltura material, que pone al espíritu de manifiesto con el mundo exterior y tercero el periespíritu, que es una envoltura ligera, imponderable y que sirve de lazo intermedio entre el espíritu y el cuerpo humano. Por ejemplo cuando la envoltura exterior está gastada y no puede ya funcionar, fallece y el espíritu se despoja de ella como el fruto se despoja de su cáscara, el árbol de la corteza, la serpiente de su piel, y para decirlo de una vez, así como abandonamos una vestimenta inservible, esto es lo que llamamos comunmente muerte.

Pablo: Justamente ya que hablamos tanto de la muerte en programas anteriores, ahora que me diste pié te pregunto ¿qué es la muerte?

Jaime: Bueno ahora en este programa te puedo contestar lo siguiente, la muerte no es más que la destrucción de la envoltura material, o sea la del cuerpo físico que el alma o espíritu abandona, así como la mariposa abandona su crisálida, conservando sin embargo aquella su cuerpo fluídico o periespíritu. La muerte del cuerpo libera el espíritu de la envoltura que lo adhiere a la tierra haciéndolo sufrir, pero una vez liberado de esa carga, solo le queda el cuerpo etéreo, que le permite recorrer el espacio y franquear las distancias con la rapidez del pensamiento. La unión del alma, del periespíritu y del cuerpo material, conmstituye al hombre, el alma y el periespíritu separados del cuerpo, constituyen el ser llamado espíritu

Pablo: O sea por lo que te entendí, ¿el alma vista de éste modo es un ser simple, el espíritu, un ser doble, y el hombre un ser triple, es así o no?

Jaime: Justamente, los espíritus revestidos de cuerpo material, son los que constituyen la humanidad o mundo corporal visible, pero despojados de ese cuerpo, constituyen el mundo espiritual o invisible que puebla el espacio y en medio del cual vivimos sin sospecharlo, así como vivimos en medio del mundo de los infinitamente pequeños que no sospechamos antes de la invención del microscópio. Los espíritus no son pues seres abstractos, vagos o indefinidos, sino concretos y circunscriptos, a los cuales para parecerse a los humanos, solo les falta ser visibles, de donde se sigue que, si en un momento determinado pudiera levantarse el velo que los oculta a nuestra vista, formarian una verdadera población en torno a nosotros.