LA MIRADA INTERIOR

3- COMUNICACIONES CON EL MAS ALLA, O SEA COMUNICACIONES POST-MORTEM..NOS HABLAN LOS DIFUNTOS?

COMUNICACIONES CON EL MAS ALLA,
O SEA COMUNICACIONES POST-MORTEM..
NOS HABLAN LOS DIFUNTOS?




ESCUCHAR TEMA EN VIVO Y DESCARGALO EN TU PC



Jaime: Aparentemente casi todas las sociedades creen que, a pesar de la muerte del cuerpo, la persona no solo sigue viviendo sino que continúa su relación con los vivos, al menos durante un tiempo. Estas relaciones se conciben, en muchas culturas, como algo realmente beneficioso
                                                      (Del libro: La Pérdida, de J. Bowlby-1980)

Pablo: Que son o a que se le llama Comunicaciones después de la muerte, o comunicaciones Post-Mortem?

Jaime: Te comento Pablo que lo que se llama comunicaciones después de la muerte, es algo nuevo y emocionante que estudia las variadas experiencias en que una determinada persona por ejemplo, cree haber tenido un contacto con algún ser querido que falleció. A todo esto es importante recalcar que una persona viva no está en ningún momento intentando tomar contacto con el difunto, por ejemplo dicha experiencia no implica en ningún modo la intervención de alguien dotado de facultades paranormales.

Pablo: Como son por ejemplo y de que modo se dan?

Jaime: Mirá Pablo acá en éste caso el asunto es al revés, es el difunto, el inconsciente o tal vez un ser supremo, llámalo como quieras, es quién aparentemente trata de comunicarse con su deudo y al hacerlo un alivio y consuelo que justamente éste necesita mucho

....algunos estudiosos modernos muy importantes indican que los individuos tiene realmente experiencias cuyo origen se halla fuera del mundo espacio-temporal y no representan un estado regresivo ni un deterioro de la mente
(De el libro El Otro Lado del Silencio, de Morton T. Kelsey)

Pablo: Y decime esto puede ocurrir en cualquier momento después de la muerte?

Jaime: Aunque la experiencia de ese contacto puede llegar a ser en cualquier momento, sucede normalmente cuando la persona que perdió a su ser querido está muy afligido por él, entonces esa experiencia da pié al deudo para que haga frente a esa pérdida y siga viviendo

Pablo: Y como se manifiesta exactamente esa clase de comunicación?

Jaime: En ese tipo de comunicaciones se incluyen algunas de ellas, por ejemplo desde:
1.    Percibir la presencia del difunto
2.    Sentir un contacto
3.    Oler un perfume
4.    Escuchar una voz
5.    Ver al difunto
6.    Encontrase con el ser querido en una visión o un sueño
Te comento que los mensajes se pueden recibir también de alguna manera simbólica como ser: encontrar un objeto asociado con el difunto, apariciones o comportamientos insólitos de aves o animales, o también otras cosas inexplicables que se dan en el momento de la muerte o poco después de ella

Pablo: Si se dan casos de algunas personas que han pasado por éste tipo de experiencias, y justamente ese tipo de experiencia ha hecho que muchas personas guardaran silencio por que tenían miedo a que se los tomara por locos

Jaime: Justamente ese tipo de personas, raras veces comparten su experiencia con otros por ese temor, solo últimamente al producirse en éstos tiempos una apertura bastante grande por ejemplo respecto a los milagros, a los fenómenos paranormales y las experiencia a punto de morir, es que se animan algunos a contar sus experiencias.

...la evidencia de sucesos aparentemente paranormales llegan de todas parte: de campos muy diferentes, de muchas confesiones distintas y de todos los rincones del mundo.... lo que estamos aprendiendo acerca de los fenómenos paranormales desafía abiertamente todo lo que aprendimos sobre lo que es la realidad
(Del libro: La Evidencia Intangible, de Bernard Gittelson)

Pablo: Andrew Greeley, famoso escritor e investigador del Consejo Nacional de Estudios de la Opinión Pública, descubrió que el  42% de los adultos respondió afirmativamente a la pregunta si =Tuvieron la sensación de haber estado realmente en contacto con alguien que había muerto=, ojo ésta cifra no incluye a los niños que también cuentan esas experiencias, se calcula que casi cincuenta millones de personas tuvieron una experiencia de contacto.
Jaime: Mira Pablo al respecto de voy a comentar uno de los tantos casos de experiencias post-mortem donde hubo contacto visual, una de las formas que enumeramos al principio: Juana de veinticinco años lloraba la muerte inesperada de Carlos su padre, que había  fallecido en un accidente de trabajo hacia dos semanas, ella vivía con su madre y un hermano en una casa en Cañuelas. Una noche dos meses después de morir su padre, después de ayudar a su madre en la cocina después de la cena, entró al Comedor, y ahí sucedió eso... entré y allí estaba mi padre de pié, Yo estaba atónita, mi perro también lo vio y empezó a ladrar como lo hacía siempre cada vez que mi padre llegaba a casa, de pronto mi padre desapareció y el perro fue hacia donde El había estado parado y siguió olfateando ese lugar, quedé impresionada pero no sentí temor...

Pablo: Perfecto ese fue un caso visual, que otros casos se han dado?

Jaime: Te comento otro de los tantos casos conocidos,  La hija de Mario, murió de una enfermedad dolorosa causada por cáncer, su muerte fue la catástrofe más devastadora que Mario su padre pudo haber afrontado en su vida, aunque el médico de la familia les había dicho que había que esperar lo peor, su pesar fue intenso y prolongado como suele ocurrir cuando muere un hijo, pues se supone que los hijos sepultan a los padres, no que los padres sepultasen a sus hijos.
Era tan grande su angustia y su dolor que era insoportable, entonces El tuvo un sueño distinto de cualquier otro que hubiera soñado jamás, se le apareció su hija, rozagante, sana y feliz y le dijo: Papá estoy muy bien, todo es fantástico aquí, por favor no llores por mí. Al despertar Mario se sintió lleno de alegría y dueño de renovado energía, ese mensaje fue para El algo fantástico pues le permitió aceptar la pérdida de su querida hija, Mario ha tenido desde entonces la presencia de su hija.

A la intuición, se la está reconociendo cada vez más como una facultad mental natural, como elemento clave en el descubrimiento, en la resolución de los problemas y en la toma de decisiones; como generadora de ideas creadoras, y como pronosticadora y reveladora de la verdad..... es cada vez mayor la convicción de que tal vez debamos confiar en pálpitos, vagos presentimientos, premoniciones y señales imprecisas que solemos pasar por alto
                                                (De Philip Goldberg)

Pablo: Entonces este que recién comentaste, fue otro de los casos enumerados, o sea a través de los sueños, y decime que otros casos tenemos, casos de contacto por ejemplo?
Jaime:  Juan tenía veintidós años cuando su abuelo murió, comentaba que durante años habían salido a pescar y navegar juntos, donde le había enseñado cosas sobre el mar y que había que respetar el medio ambiente. En realidad, Juan  había sido como un segundo padre para El, y su muerte había dejado un gran vacío en su vida, no podía concebir su muerte. Sin embargo la pena de Juan, dio un vuelco inesperado después de la siguiente experiencia: Yo todavía estaba llorando la muerte de mi abuelo, y esto me sucedió días después del funeral. Estaba sentado en mi dormitorio, sentado en el suelo de espalda contra la pared, pude sentir el peso y el calor de su mano, dejé inmediatamente de llorar, volví a sentirme seguro y consolado por dentro. Creo que mi abuelo quiso que yo estuviera bien, me hizo saber que El solo estaba en otra dimensión

Pablo: Ciertamente hay millones de personas en todo el mundo que nos cuentan sus experiencias fuera de lo común, las cuales son ciertas, sobrecogedoras y saludables, pero también hay millares de casos de los que no se informa, debido a que el deudo tiene temor de que lo tilden de emocionalmente inestable

Jaime: Si Pablo, sin embargo, estas experiencias son parte del montón de hechos extraordinarios que ocurren a diario en el mundo, lo cual es algo que no debería ser tomado a la ligera. Cabría la posibilidad de que alguna parte nuestra, llamémosla conciencia, espíritu, alma o lo que fuere, sea indestructible, prosiga eternamente, continúe teniendo experiencias y sea percibida por los seres vivos. Esta creencia más que un eco del pasado lejano, está sostenida por millones de personas y con seguridad su origen no es moderno, fijate que como dijimos en el programa anterior en excavaciones arqueológicas de tumbas de hace diez mil años, ya se han encontrado junto a los cadáveres utensilios que debían usarse en otra vida

Los pequeños pesares no son realmente pequeños, ni siquiera se si son suyos. La pérdida de importante se define en el corazón de cada individuo, y quién ha de decir lo que es importante?. No importa lo que perdimos si nos causa suficiente dolor como para provocar períodos de pesar, entonces debemos permitirnos estar pesarosos. Si no sufrimos y compartimos nuestra tristeza, ésta se esconderá dentro de nuestra psiquis como si fuera un cáncer.
(Los pequeños pesares todavía importan, De B. Bartocci)

Pablo: Por eso los antiguos apelaban a sus sueños y a sus difuntos en procura de guía y profecías.

Jaime: Te comento que el Corán expresa que los sueños que dan buenas noticias son los más veraces de todos. Y por supuesto los sueños inspiraron por igual a científicos, músicos, inventores y deudos afligidos. El carácter sumamente especulativo propio de lo invisible, no disminuye el hecho de que los fenómenos extraordinarios y nuestras facultades intuitivas representaron siempre papeles importantes en el desarrollo de las civilizaciones y de sus filosofías. En ninguna otra parte esto es más evidente que en las extraordinarias revelaciones religiosas. Por ejemplo el Cristianismo, el Judaísmo y el Islamismo, florecieron en parte por medio de visiones, milagros y apariciones, por ejemplo los Apóstoles fueron testigos de una variedad de fenómenos extraordinarios. Y te digo, Tanto Buda como Mahoma, tuvieron experiencias paranormales antes de emprender sus respectivos ministerios religiosos

Pablo: Te digo que según el investigador Andrew Greeley, dice: Lo que fue paranormal, no solo está volviéndose normal  en nuestra época, sino que también puede ser saludable... Esta noticia no ha sido recibida de buen agrado por el científico común, pues existe una comprensible resistencia a estudiar fenómenos que por benignos que sean, no comprendemos realmente de que naturaleza son.... Con seguridad, sería más fácil negar que éstas experiencias existan, sin embargo, los datos muestran claramente que esas experiencias existen, que las personas las tienen en grandes cantidades... y que incluso podrían cambiar la naturaleza de nuestra sociedad.

Jaime: Si, a ésta altura, podría ser importante estudiar solamente quiénes son los individuos que dan cuenta de haber tenido contacto con sus seres queridos fallecidos., porque al respecto vos o alguien podría preguntar, ¿Estas personas son excéntricas, fanáticas religiosas, o simplemente están locas?. Bien les comento, cuando ustedes observen con atención las diversas poblaciones involucradas en éstos estudios, tal vez se lleven una sorpresa. Aunque algunos estudios indican que igual cantidad de individuos de ambos sexos tengan este tipo de experiencias, la evidencia global sugiere que son más las mujeres que hombres las que comentan sobre ello, es probable que los hombres le den menos importancia al caso y lo tomen como un hecho imaginario y que a ellos se los consideren raros por el solo hecho de comentar el tema. Sin embargo gentes de ambos sexos y de todas las edades dan cuenta de los fenómenos. Debido a que muchos de los estudios más recientes se han concentrado en las viudas, es que se tiende a pensar que son las mujeres las que tienen esa experiencia con exclusividad

Puede haber experiencias sensorias o algo que se le parezca, provenientes de las zonas que en ese momento no son ocupadas por los órganos de los sentidos ni por el cerebro... sin embargo, quienquiera que las tenga o sean las que fueren, aparentemente ocurren. Tampoco impedimos que ocurran, por el hecho de que en la actualidad no tengamos palabras para describirlas inteligentemente.
(De Dimensiones Filosóficas de la Parapsicología, H. H. Price)